martes, 12 de enero de 2010

Yo no tengo alas.

Tampoco vuelo, aunque a veces lo intento, pero por mucho que mire al cielo no me crecen las alas. Hay quien me las pinta a veces. Entonces yo me siento bien, aunque sepa que no servirá de nada, porque son alas de mentira. Pero me gusta pensar que engaño a la gente.
En cambio he visto a personas que vuelan como yo quisiera. Y las reconozco cuando las veo por sus sonrisas y por la estela de mil vientos que arrastran con ellos. A veces me dan envidia. Otras no. Porque he visto que por sobrevolar su mundo se olvidan de él, y cuando quieren volver se encuentran con colores que no reconocen y gestos que no recuerdan, y eso les molesta y vuelven a escaparse volando en cuanto encuentran la ocasión. A veces no vuelven más. Tal vez piensen que salen ganando. Tal vez realmente salgan ganando, no lo sé. Pero pienso que si una de esas personas vuela por demasiado tiempo, puede desplomarse por el cansancio y caer sin quererlo a tierra firme. Lo mismo puede pasar si vuela demasiado alto y el sol le quema las alas. Entonces, si caen aquí, puede que no les quede ya nadie que se ofrezca a rescatarlos tras la caída.
Y quién sabe si merece la pena correr ese riesgo.
De todas formas, yo no tengo alas...

7 comentarios:

Marta dijo...

mejor no tenerlas jeje


tu tienes labio de abajo gordo que mola más pa hacer elijuuuuuuu

Maria dijo...

irene por dios! que fotorrr!!!!

Maria dijo...

no, si me encanta!

te he encontrado linkeando ^^

Poetademierda dijo...

Alaaa y luego soy yo el que va en cueros :p

Ana dijo...

te sientes puta??

:)

Marta dijo...

ay que omoplato mas sersi ia

se te nota toa la paletilla

*alba dijo...

si un dia quieres volaaaaar
piensa en algo encantadoooooooor
jaja [bso peter pan]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...