martes, 13 de julio de 2010

El escritor


Soy escritor, si es que uno puede afirmar que es escritor así, con toda la vanidad del mundo, y si es que ser escritor es ser algo, o simplemente alguien que escribe, que escribir escribimos todos. Mi madre siempre me lo dice, que debería que dedicarme a alguna otra cosa y dejar esto para mis ratos libres. Tal vez tendría que hacerle caso, pero no me gusta dedicarme a nada más. Durante un tiempo trabajé en la redacción de un periódico. No estaba mal, pero no aguantaba estar encerrado en una especie de oficina-comuna llena de frikis y amargados (eso es lo que son los periodistas, al menos los que yo he conocido). Creo que eso fue lo más parecido a un trabajo de verdad que he tenido nunca. Tampoco ganaba mucho más que ahora, no os creáis. Saco algo de pasta para sobrevivir como puedo. Me contratan a veces para talleres de escritura, he escrito canciones para algunos artistas sin inventiva, publicado un par de libros con editoriales kamikaze… nada importante. Pero no me hace falta demasiado para estar contento. Mis padres aún me pasan una pequeña paga al mes, lo que sumado a lo que gano con esos trabajitos me permite pagar el alquiler de un piso compartido, comer todos los días y salir de copas de vez en cuando. En mente tengo un proyecto que quizás me haga ganar algo más y, lo más importante, puede elevarme a la condición de escritor archiconocido, con historia y trayectoria y un artículo en Wikipedia hecho por algún admirador mío. He visto a los dibujantes de caricaturas guardar en sus sombreros bohemios sus recaudaciones, cantidades que os sorprenderían, y para ello sólo tienen que reposar el almuerzo bajo un árbol del Retiro mientras hacen lo que se les da bien. No me parece una ocupación terrible. Se me ha ocurrido inventar algo parecido pero adaptado a mi materia. Vender relatos escritos al momento por unas monedas. Si funciona bien, tal vez pase como en las películas, y el boca a boca haga llegar la noticia de mi labor a un editor millonario cazatalentos que me financie la novela que supondrá mi gran salto a la fama. Una pena que esto de la lectura no esté muy de moda. No sé, aún tengo que madurar la idea y pensar una buena estrategia de marketing.


3 comentarios:

marta pug dijo...

que relato más crudo y que ilustracíon más bien elegida jejeje



dita with love

Vatra dijo...

Eso de escribir relatos al instante no vendera, pero creo que causaras furor si los cuentas y luego pasas la gorrilla.

(no, no me funcionan las tildes)

Espe dijo...

Eres única Irene!!! no me imaginaba q fueras tu!! jeje muchas gracias por entrar en mi blog y opinar! Ahora solo nos queda averiguar porque hacemos caso a la manipulación que recibimos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...