martes, 3 de agosto de 2010

Mal de débarquement.

Se trata de una forma de vértigo o mareo que se siente al pisar tierra firme. Suele darse después de un largo viaje en barco, por ejemplo. Los síntomas más frecuentes son: sensación permanente de movimiento, náuseas, fatiga, falta de concentración, dificultad para mantener el equilibrio, visión borrosa, migraña, confusión, ansiedad, dolor de oídos, sensación de vacío. Normalmente los síntomas persisten durante meses, incluso pueden durar más de un año. Los antiguos marineros, que solían pasar varios años en alta mar, sufrían este mal en tan grandes intesidades que, a veces, se veían obligados a retirarse de nuevo a sus navíos, para seguir surcando el mar durante el resto de sus vidas, incapaces de pisar tierra nunca más.


Bueno, eso explicaría en parte la repugnancia y la angustia que me provoca el suelo que piso, hasta donde mis ojos alcanzan.
A veces es verdad que sobrevuelo Ganímedes, aunque nadie se lo crea.



4 comentarios:

marta pug dijo...

la fatiga de la tierra firme ARRRRRRRRRRR MARINEROS¡¡¡¡

Kayl dijo...

Este mundo es un barco a la deriva así que vayamos en la perla negra hasta el puerto más cercano que yo me voy en el Viento Fuerte.

Buen viaje cowboy del espacio, y recuerda no dejar cosas olvidadas en el frigorífico o te asaltarán por las noches.

(Normal que me digan friki)

Ramon Mejía dijo...

Son hombres de agua salda, no de tierra firme... esa es solo para "la vista".

Buena entrada...
Suerte en tu viaje, y recuerda que Polifemo tiene un padre cruél, que se divierte haciéndo malas pasadas a los navíos...

Un beso!

Rafa dijo...

http://www.filmaffinity.com/es/film153296.html
(Basada en una novela de Alessandro Baricco)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...