martes, 16 de noviembre de 2010

Mdloby.

Cuando se sentía rara, tomaba una cucharada de azúcar y otra de sal (por si era hipoglucemia o un problema de tensión, que nunca supo distinguirlos). Temía siempre lo peor: tumor cerebral, sida, embarazo, y temía el desmayo inminente. Odiaba eso, caerse de golpe al suelo, plaf, porque, aunque nunca pasaba nada (un chichón, un malestar que se pasaba al rato), no soportaba las atenciones de los demás a continuación: ¿te sientes bien? ¿quieres comer algo? ¿te pido cita para el médico? te sentirás mejor si duermes… Siempre pensaba que iba a ser capaz de controlarlo, voy bien, estoy perfecta, es sólo un mareo, ya se me va a pasar, mejor me siento en esta silla, y no se daba cuenta de cómo se iba escurriendo y de golpe, plaf, lo siguiente era despertarse con unos golpecitos en la cara o una voz que le parecía nueva y desconocida pero que en realidad bien podía ser la de su madre o la de un amigo. Reconocer los estímulos sonoros que recibía, ¡¿qué te pasa?!, era el primer paso para volver a la normalidad, poco a poco todo regresaba a su sitio, lentamente, costaba un poco, lo primero era saberse a sí misma, soy yo, y he vuelto a desmayarme, ya sé de esto, no pasa nada, es lo de siempre... Por eso, para prevenir este tipo de sustos, cuando se sentía rara tomaba una cucharada de azúcar y otra de sal, y se tumbaba un rato esperando a que el mundo se detuviera, con mucha calma, sin avisar a nadie, y algún día se acabará esto, dejaré de sufrir estos vértigos, este ataque de bilis, esta pérdida del equilibrio, esta puta sensación tan incómoda, y podré dejar de decir cuando me presente: Hola, encantada de conocerte, soy propensa a desmayarme, lo digo para que no te asustes si alguna vez me pasa.













Foto: Francesca Woodman.

PD. Tranquis tronquis, hace tiempo que no me desmayo. Soy una maquinona.

9 comentarios:

marta pug dijo...

que miedo que no te pase eso nunca delante mia que yo voy detrás....


en plan flex XD

Bubo dijo...

Siempre es mejor que sea por un beso, o un polvo. Pero bueno desmayarse por la tensión o por hipo... ¿que? Si al menos lo sabes.

Ramón Mejía dijo...

Venga Irene. Solo está en visitar al médico. Aunque a veces, los desmayos son tan atractivos... Se me hacen parecidos a las 'luces de las Vegas' (las cuales nunca he visto en persona, y de seguro creo, moriré sin verlas).
Cuidado nada más. Se te quiere. Besos!

Vatra dijo...

Es verdad, los desmayos son muy poéticos, sobretodo si estás de pie y te llevas la mano a la frente.

Rafa dijo...

Lo malo es cuando se tiene el estómago cerrado: no hay dios entonces que ni siquiera tenga empeño en tomarse una cucharadita de azúcar o de sal.

Marta in the sky with diamonds dijo...

¿Cordobesa? ¿Periodista? Encantada de conocerte y me encanta tu blog

Marta in the sky with diamonds dijo...

Yo digamos que aspirante a Periodista algún día y cordobesa. ¿Dónde lo estudias tú? Es mi sueño desde siempre y lo empezaré a estudiar en un añito si todo sale bien.

Juana la Loca dijo...

Es un relato o te pasa a ti? no se.... un buen médico...

Miguel Cobo dijo...

Creo recordar (¡qué diablos es eso de creer recordar!, como diría Millás) alguno en clase. ¡Qué sustos! (¿Recuerdo bien o creo mal?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...