miércoles, 16 de febrero de 2011

Reescribiendo la espiral...















La calle se ve amarilla desde la ventana del salón. El bloque de pisos de enfrente, nunca lo habíamos visto tan amarillo. Pensé que tal vez un poco de cristasol y un trapo ayudaría. Pero cuando metes la cabeza entre reja y reja te das cuenta de que no. Se ha amarillizado todo ahí fuera. La calle, el mundo tiene un tono amarillo que recuerda al rojo bermellón segunda parte. Será la lluvia. Será el virus.

El virus, mi virus, el mismo que una vez casi se la come a ella, ya va mordiéndome por las rodillas. No hay manera humana de frenarlo.

Enfermedad crónica: enfermedad de larga duración cuyo fin o curación no puede preverse claramente, o no ocurrirá nunca.

Desaparezca aquí.


PD. Ya no hay entradas para el concierto de Nacho Vegas, me la repampinfla.

6 comentarios:

Harry dijo...

¿Concierto de Nacho Vegas? ¿DÓNDE?

marta pug dijo...

ya sabes ante los virus no te vacunes, ellos no te pican tu les picas a los mosquitos XD

Miguel Cobo dijo...

¿Fiebre amarilla? ¿Virus? ¿Enfermedad crónica?...Me tienes preocupado. A no ser que estés ensayando el nuevo estilo periodístico (el de la "mentira poética") y en realidad se trate de la crónica de una enfermedad.

Si es de verdad, yo también lo digo: Desaparezca aquí (el suriv).

Besos.

Rafa dijo...

Qué bonito es sufrir una enfermedad crónica! Es la aventura de no saber si el mismo día dejará de repetirse de una puta vez!

Miguel Cobo dijo...

Se te echa de menos, Irene. Sal ya de la espiral, guapa.

Besos

Juana la Loca dijo...

yo que he pasado un gripe malísima, es verdad que estando una enferma se ven las cosas con un color diferente, como cuando de pequeña me ponía los envoltorios de colores de los mantecados en los ojos.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...