miércoles, 16 de marzo de 2011

Hunter.


















Teníamos todo el impulso; íbamos en la cresta de una ola alta y maravillosa… Así que, en fin, menos de cinco años después podías subir a un empinado cerro en Las Vegas y mirar al Oeste, y si tenías vista suficiente podías ver casi la línea que señalaba el nivel de máximo alcance de las aguas… aquel sitio donde el oleaje había roto al fin, y había empezado a retroceder”. Fear and loathing in Las Vegas.


Treinta años antes de dispararse en la boca con una pistola calibre 45 le había pedido a su amigo Steadman que diseñara para él un cañón de 153 pies de altura con la forma de su característico puño de dos pulgares. Cuando él muriera, aquel artilugio explotaría en el aire esparciendo sus cenizas sobre la tierra que fuere de su propiedad, entre las montañas de Aspen. Después estallarían fuegos artificiales mientras se escuchaba Mr. Tambourine man y todos los asistentes al acto aplaudirían emocionados. Puro espectáculo y puro Gonzo.
No sé cuántas parcelas de tierra habrá en Colorado, ni si quedan restos allí de aquel homenaje póstumo -un homenaje a uno mismo y bien calculado, pura vanidad, un tremendo alarde de egolatría. Seguramente también tenía marcado en el calendario el día en que se mataría, aunque en su nota de despedida dijera que llevaba diecisiete años de retraso. El sabor agridulce que me deja su historia me recuerda a la adrenalina, y de pronto ganas no me faltan de buscar aquel lugar, viajar hasta allí para respirar profundamente, inspirar lo que quede de las cenizas no de Raoul Duke sino de Hunter Thompson, que es el de verdad. A ver si me contagio de las ganas, a ver si me enseña a vivir peligrosamente. Born to be wild.

5 comentarios:

Harry dijo...

Ver la película fue una auténtica experiencia xD

Juana la Loca dijo...

no me van demasiado las pelis de tiros, como dice mi hijo, y para vivir al límite tampoco hace falta llegar a tanto.... haz puenting o raftin, o todos los "ing" de peligro que haya....

Velero dijo...

Hunter era mi nick cuando entraba en una web de Cams Free.

marta pug dijo...

hay que vivir a tope siempre,y dejar testamentos como ese que luego a uno le pasa algo y no se cumple na de na. XDDD

Bubo dijo...

Para vivir siempre con el corazón en un puño nada como dos o tres hijos. Ni puenting ni hostias.
Si vas solo... eso lo hace cualquiera. Una noche de borrachera, la otra igual, algo que meterse en la nariz o en la vena y te da igual a quien le tengas que pegar un tiro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...