martes, 13 de octubre de 2009

Hola


A estas alturas ya deberías saber cómo son las cosas, cómo es la gente... Y ante todo, deberías saber que no eres menos que nadie. Que no van a ser más guays que tú por saber más o por hablar mejor, tampoco por ser el que más sale, el que más folla, el que más tiene, ni tampoco el que mejor se lo pasa. ¿Sabes eso de "dime de qué presumes y te diré de qué careces"? Bueno, yo no me lo creo al cien por cien, pero todos los refranes tienen su parte de verdad, y es así. Mira, yo aprendí algo hace mucho tiempo, y lo llevo a rajatabla. Si no tienes nada que decir, entonces no digas nada. ¿Qué tontería es esa del miedo a pasar desapercibido? Es mejor callar que quedar en evidencia. También es mejor callar que dejar en evidencia, pero es que a la gente le gusta hacer daño, no es nada nuevo. Por eso yo me río por dentro del que habla más de la cuenta, esos a los que se les ve a la legua el plumero, ¡ya ves si se les ve! Y siempre pienso: por dios, que nunca llegue a ser como ellos. Nunca, nunca. Eso sí, no me verás diciéndole a nadie: "quillo, calla la puta boca, que no tienes ni idea de lo que estás hablando, ¿no ves que estás haciendo el ridículo?". A mí no me gustaría que me lo dijeran si alguna vez estoy en una situación así... Tampoco creo que haga falta, porque somos personas adultas, y el que menos tiene sentido común, y sabe cuándo la está cagando, y debe aprender por sí sólo cuándo hay que parar. Sentidos y sinsentidos de la raza. Podría comentar y quejarme de muchas cosas, pero corro el riesgo de meterme en terreno vedado, criticar aquello que sin darme cuenta yo también hago. Sólo he hablado de esto porque creo que no es un rasgo que me identifique... (por favor, que nadie me lo diga si no está de acuerdo, gracias).

En fin, qué más, estoy en una época chunga, y no se lo he dicho a nadie. Es algo así como un secreto. Un secreto de esos que se escriben en los blogs... No sé qué me pasa. Por una vez, no es la gente (bueno, al menos no toda la gente), sino los efectos aplomadores de la desilusión. Un descontento terrible cada vez que miro a mi alrededor... No me gusta este mundo y me jode muchísimo malgastar la única vida que tengo en él. Qué puto asco. Y sé que tiene cosas buenas, joder si las tiene, pero ya se sabe, nunca dejaría de lado mi visión apoteósica de la vida, para algo soy la tercera emo de la clase.

SE ME PASARÁ! Gracias.

8 comentarios:

Marta dijo...

se ven venir se ven venir....de lejos(8)





enga tronca que to se pasa saca tu toto a pasear y viva la vida...









siempre nos quedara la crew lalalalala

Rafa dijo...

Toca esperar. ¡Paciencia!

Un tío cabal dijo...

de ti es de quien más me gustan los comentarios! xD

IRENE••• dijo...

que bonitooooo (LLLL) xD

Vatra dijo...

Un hogar en Villa Pingüino,
construiré en Villa Pingüino,
me iré a Villa Pingüino,
sin tardar...
¡Villa Pingüino!

Juan Grako dijo...

Me ha encantado el final! xD a quien le escribes el principio?

Sarita Fullera dijo...

ya no eres emo, felicidades.
en cuanto a como crees que eres, como has dicho que los que no pensemos así no digamos nada, no diré nada.
pero tranquila, que ese nada no es nada malo.

indiosyfaros dijo...

chido leer esto, siento un paisaje de la revolución mex donde con el sol en sepia, parados en la linea de un tren, le mentorrotean la madre al chiquillo y él con su paradigma mental se queda sembrado con todos sus elementos de enojo, puros viajes con las letras, grax

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...