sábado, 21 de noviembre de 2009

pasa y pesa


Descansa las heridas, pequeña. No las escuezas más con el alcohol del recuerdo y el arrepentimiento. El tiempo ha volado, su viento se ha llevado los restos del asalto. Deja ya de buscar qué queda del pasado, ya no es tuyo. Alivia el luto en que sumiste tus dieciséis y vístete de colores. Vístete de presente. No molestan más las voces que un día clamaron tu error. Ya son sólo un eco acallado entre canciones a voces, conversaciones, rumor de los bares, los muelles del colchón. Ya no se oyen, podemos ser sordos para lo que queramos. Haz caso a la ley del que dice "lo que no te ha matado te dará fuerza". Si aprendes a aprender de los tropiezos, caminarás firme hasta la próxima, y ya tienes un nivel más superado, un obstáculo menos que salvar. A veces las consecuencias de algunos fallos pueden suponer una bendición.

Como venganza de la buena suerte
o recompensa de la mala vida...

3 comentarios:

Marta dijo...

de la cabeza me arrancaron cables pa meter las cosas que antes no me cabian....




ains pinwinita

be happy my friend

June dijo...

Estás realmente preciosa en esta fotografía, esta vez no son tus palabras lo que han sujetado mi atención. :)

IRENE••• dijo...

Será porque no se me ve la cara... jajajaja. Muchas gracias Sonso, en cambio tú estás preciosa siempre :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...