martes, 8 de diciembre de 2009

Filosofía de vater II


Pues parece que sí, que todos los vaticinios de nuestras madres, esos que nos anticipaban vientos de cambio constantes, urgentes y radicales, se han ido cumpliendo con el tiempo. La de saltos mortales que ha dado mi vida, cuántos vaivenes he protagonizado y cuántos secundarios han aparecido y desaparecido de mi película hasta el momento. Y es que cuando se trata de una película de cuyo final nadie va a sorprenderse, el truco está en darle vidilla durante su desarrollo...
Sobran manos para contar las cosas que siguen intactas desde el principio, y pesa, pesa porque sí, joder, éramos más felices al comienzo, cuando todo nos hacía ilusión y no nos preocupábamos por la soledad, ni por el amor, ni por el dinero, ni por el mundo más allá de nuestros juguetes y nuestras quince horas de sueño diarias. Comparado con aquello, tener todo lo que deseas es una uña. Puede que la solución esté en no quejarse demasiado. Hace 18 años no me quejaba más de dos minutos por algo que no tenía, después se me olvidaba y ya está. Qué puta suerte. Y si todo tiempo pasado fue mejor, ¿así de puteante será el futuro?
En definitiva... todo esto para decir que hay que seguir y ver más allá, que hoy imagino que mi vida hace 18 años era la ostia, pero desconocía cómo era hacer el amor, emborracharse con un colega, tomarse un baileys con chocolate caliente -de esos que ya no ponen en el Suite-, recibir un regalo con significado o darlo tú mismo, emocionarte con las palabras de un desconocido, llorar con una película lacrimógena de esas que tanto me gustan. Y si sólo han pasado 18 años, ¿cuántas más cosas nos quedarán por descubrir?
La vida siempre merece la pena, a pesar de los pesares. Habrá que creérselo, digo yo.

*Para que no te preocupes, que la tormenta no se acerca y no te vas a adentrar en ningún mar de fango, que tu recompensa por todo esto no va a ser más dolor... espero.

5 comentarios:

Juan Grako dijo...

Cagar es un momento tan íntimo que a mi también me hace pensar mucho. Si que eramos más felices, pero era un poco la felicidad del tonto, que ni siquiera comprende lo que es la felicidad. Lo dificil es comprenderlo y aun así alcanzarla.

Marta dijo...

a cada etapa que pasa parece que la enterior fue mas facil y la siguiente sera mucho peor...


la peor sin duda sera la etapa de la hipoteca la de mentenerte tu mismo la de estar solo de verdad con un millon de cartas del banco y pagos a final de cada mes.


TERRORRRRRRRRRRR





disfrutemos de la "felicidad" pasajera aunque sea absurda que ya vendran tiempos peores y como diría Karina


CUELQUIER TIEMPO PASADO NOS PARECE MEJOR...MIRAR HACIA DELANTE ES VIVIR SIN TEMORRRRRR(8)(freak)

Lenore dijo...

Preguntale a la Cristina cuanta veces preguntamos el otro dia lo del Baileys en er Suite.. jajaja nunca se lo habrán preguntao tantas veces.

Me sirve de muuucha ayuda tu entradita, por lo menos pa intentar creérmelo.

Beshos!

Rafa dijo...

Copia y pega de Grako

Ana dijo...

Eso de regalos me recuerda a que tengo un regalitou para ti, tu eliges si te esperas a tu cumple o te lo llevo el viernes :)


p.d. no me eches de tu película vale?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...