lunes, 19 de julio de 2010

O te comen.

Barcelona se extiende más allá de las paredes de esta habitación. Piso esta ciudad desde ayer a mediodía, cuando el tren arribó a la estación y me di cuenta de que para acceder al hotel ni siquiera había que salir de ella. No me separo de las estaciones ni a patadas, aunque no me quejo. Tengo trenes cerca por si necesito, de pronto, salir corriendo.
Será la fatiga, o el cambio de clima, la mala alimentación o las réplicas del terremoto, pero creo que estoy delirando un poco. El tiempo corre, el verano huye, y yo vivo en diferido, sin ser, ni oír, ni dar. Por eso no puedo ir más deprisa para alcanzar los minutos.

¿Qué pasa con la vida?
Hay que trabajar duro, y yo he resultado ser bastante vaga.
Hay que ser inteligente, y a mí no me gusta pensar demasiado.
Hay que echarle cara, y yo prefiero ser buena persona.
Hay que ser fuerte, y se me da fatal.
¿Qué pasa conmigo, entonces?

...Doctor Frankestein, vaya limpiando el bisturí. Y prepare café. Nos espera una larga cirugía. Esperemos que esta vez la nueva criatura no resulte del todo monstruosa.

Mañana, Museo Dalí. Eso sí que mola.

5 comentarios:

marta pug dijo...

Dalí te dará todas las respuestas


sumérgente en el oráculo de la COSMOGONÍAAAAAAAAAA

marta pug dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Astromántica dijo...

Envidia me das. Quiero Barcelona otra vez :(

Disfruta mucho, perraaaaaa

Ana dijo...

replicas de terremoto?
vuelve viva perra!!! (y con una postal de Dalí para tu amigüita Aniwi)

Ramon Mejía dijo...

Mmmm... quiero conocer Barcelona""
Los espectros ya me los puedo!
x(

Besos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...