miércoles, 29 de diciembre de 2010

Yo fui...
























Yo fui.
Columna ardiente, luna de primavera.
Mar dorado, ojos grandes.

Busqué lo que pensaba;
pensé, como al amanecer en sueño lánguido,
lo que pinta el deseo en días adolescentes.
Canté, subí,
fui luz un día
arrastrado en la llama.

Como un golpe de viento
que deshace la sombra,
caí en lo negro,
en el mundo insaciable.

He sido.

Luis Cernuda.



Pues no debería extrañarme nada, nada, si al final quedásemos sólo yo conmigo, con mis fantasmas, mis recuerdos y tal vez un puñado de gaticos para hacerme compañía, en una casa sucia con manchas de vino y de sangre.

4 comentarios:

marta pug dijo...

acabar como la vieja de los simpsons rodeada de muchos pisis.


cobayasss XD

Bubo dijo...

Y otras más de chocolate.

Juana la Loca dijo...

al final siempre nos quedamos solos, todos acaban yéndose... los gatos son una buena opción, pero primero prueva con alguna compañia...

Miguel Cobo dijo...

Tú fuiste luz un día, y otro, y otro...Muchos días de este año que se va se iluminaron con tus palabras; y tu talento joven, tan prometedor, fue un gran descubrimiento. No sólo te deseo, sino que te auguro un feliz año, cargado de futuro (como la poesía de Celaya).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...