viernes, 2 de marzo de 2012

"Este rayo ni cesa ni se agota"



Lo saben los que me conocen, puedo llegar a ser muy insistente cuando de verdad quiero algo. Se me olvida incluso que soy orgullosa, incluso las promesas que me he hecho, incluso mi miedo al ridículo, todo se desvanece. A los protagonistas de las historias siempre les salen bien las cosas, y por eso a nosotros también nos va a pasar eso mismo. Y ahora no quiero que el típico listillo me venga diciendo que hay películas en las que los protagonistas acaban mal o incluso mueren. No estamos hablando de ese tipo de películas, así que fin de la discusión.
Pido perdón, por adelantado, por todos los daños que ocasionaré. Estoy un poco loca, aunque más de uno no se lo crea. Y ahora tengo la necesidad urgente de reinventarme en algo mejor de lo que he sido, y solo lo deseo hacer de una manera. Para ello primero tendré que destruir esquemas, avances e incluso la paz mental de quienes me rodean. Lo siento, de verdad que lo siento.


7 comentarios:

Óntiber salvaje de las praderas dijo...

Los rayos ni cesan ni se agotan, sólo se transforman.

Y como decía mi abuela: "las gracias, a las monjas", entendido?

Anónimo dijo...

Y cuando dije "las gracias", quise decir "el perdón".

Óntiber tiene sueño, entiéndelo :)

Rafael Ascanio García dijo...

O sea, que va a haber disparos de verdad.

Bubo dijo...

Dudo que a mi me pille así que... tira p´alante.

(Y menos mal porque si no... tampoco tendría piedad.)

catanoga dijo...

Salve, pionera.

Miguel Cobo dijo...

¡Tu Metamorfosis! Cuéntanos cómo te despiertas mañana y si te puedes dar la vuelta sobre tu propio caparazón. ¿Qué prefieres? ¿Coleóptero, hemíptero, lepidóptero, himenóptero...?

Juana la Loca dijo...

bueno chiquilla, cada uno es como es y no debería pedir perdón! si nosotros aguantamos a otros pues que nos aguanten también a nosotros, no?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...