martes, 6 de marzo de 2012

Mi reino es yermo.


Mi reino es yermo. Inútil. Clamo en el desierto. No siempre me porté bien, tampoco he sido un virus letal, al menos no para nadie más allá de esta jaula de huesos. Ahora no importa; como tierra quemada, mi campo es yermo y aquí no crece nada.
Vendrán los buitres a llevarse lo que quede, y yo tendré que irme. Se harán compañía la tristeza de irse y la tristeza de haber llegado un día. La pena del emigrante. Abandonar la casa vacía. Derribar los tabiques sin atreverse a tocar los cimientos. Divorciarse de todo. Quitar las fotos de la pared. Echar a andar. Soltar el lastre y el látigo con el que me fustigo. Sentir que no se acaba el mundo. Dormir descansando. Llegar a una tierra nueva fértil y verde donde puedan crecer flores. Girasoles y nardos. Entradas de blog que no inviten al suicidio de quien las lee. Sin enlaces a poemas del amor perdido. Sin esa amargura de que quien te quiso ya no te quiera más. La paz que has elegido es peor que mi guerra.




8 comentarios:

Bubo dijo...

No te preocupes. Por cosas peores hemos pasado. Verás como eso de tirar tabiques sin arramblar con los cimientos no esta nada mal.

Irene Bebop dijo...

Al menos servirá para desahogarme, ¿no? La destrucción es hermosa.

Alejandro dijo...

Debemos renunciar a nuestra existencia para existir verdaderamente. Creo que Voltaire tiene la clave.

Anónimo dijo...

Las revoluciones siempre son crueles, pero... casi siempre merecen la pena.

marta pug dijo...

contra viento y MAREA

catanoga dijo...

Una cosa que dice Sartre en "La náusea":
"Las gentes están en sus casas, también habrán encendido la luz. Leen, miran el cielo por la ventana. Para ellos... es otra cosa. Han envejecido de otra manera. Viven en medio de legados, de regalos, y cada uno de sus muebles es un recuerdo. Relojitos, medallas, retratos, caracoles, pisapapeles, biombos, chales. Tienen armarios llenos de botellas, telas, trajes viejos, periódicos; lo han guardado todo. El pasado es un lujo de propietario.
¿Dónde podría conservar yo el mío? Nadie se mete el pasado en el bolsillo; hay que tener una casa para acomodarlo. Mi cuerpo es lo único que poseo; un hombre solo, con su cuerpo, no puede detener los recuerdos; pasan a través de él. No debería quejarme: sólo he querido ser libre."

Juana la Loca dijo...

Estoy con Bubo, hay que ser fuertes y tirar pa´lante.... creo que estamos demasiado pesimistas.... (yo también)

Su dijo...

Amiga sin embargo de la inspiración y de lo bien escrito la fria soledad, la dulce decepción.
Hay que levantarse para volver a caer!!
salud

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...